Saltar al contenido

Visor de contenido web Visor de contenido web

NOTICIAS NOTICIAS

Atrás

Andalucía aclara que se puede solicitar caza para atajar daños producidos en el campo

Atrás
La Consejería de Agricultura ha colgado una nota aclaratoria en su portal de caza y pesca continental informando que a pesar del estado de alarma sí se pueden solicitar las acciones de caza contempladas dentro de los planes técnicos para paliar los daños que se están produciendo en la agricultura por las especies cinegéticas.
AUTOR: okdiario
FUENTE:   https://okdiario.com/andalucia/andalucia-aclara-que-puede-solicitar-caza-atajar-danos-producidos-campo-5461583
FECHA:   16 abr 2020 - 00:00:00
La nota llega después de que Asaja Jaén registrara este martes un escrito en la Delegación de Agricultura en el que en el que solicitaba que se autorizara de forma excepcional la caza en las modalidades de aguardo, espera y rececho, o cualquier otra modalidad que se realice de forma individual, para «paliar los graves daños cinegéticos que sufren los campos» de la provincia de Jaén.

En este sentido, la Consejería informa en su portal de que en el contexto actual de pandemia por el covid-19 «todas las actuaciones relacionadas con el control de daños y riesgos para la agricultura y la ganadería se llevarán a cabo de acuerdo a las normas propias de la comunidad autónoma de andalucía sobre esta materia, ya vigentes con anterioridad a la declaración del estado de alarma».

Por ello, «las notificaciones, comunicaciones o solicitudes de las acciones de control deben ser entregadas preferentemente por medios electrónicos, dirigidos al registro electrónico, con clara especificación de la Delegación Territorial a la que se dirigen».

Se añade en la nota aclartatoria que «los controles de daños y riesgos, durante la situación de estado de alarma, deberán realizarse observando todas aquellas medidas preventivas dictadas por las autoridades sanitarias para evitar el contagio del covid-19».

Por último incide en que «el control de daños y riesgos funciona como una herramienta de gestión del medio y de las especies cinegéticas y silvestres para la protección de los cultivos y las explotaciones ganaderas, con la finalidad evitar el riesgo de propagación de enfermedades animales, así como prevenir daños que pueden ocasionarse en las producciones de carácter agropecuario».