Saltar al contenido

Visor de contenido web Visor de contenido web

NOTICIAS NOTICIAS

Atrás

Propietarios de alcornocales pueden solicitar desde hoy el servicio de estimación de calidad de corcho en campo de ICMC-CICYTEX

Atrás
El Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (ICMC), centro adscrito a CICYTEX, ha abierto el plazo para solicitar el servicio de estimación de calidad de corcho en campo o Plan de Calas
AUTOR: CICYTEX
FUENTE:   http://cicytex.juntaex.es/es/noticias/393/propietarios-de-alcornocales-pueden-solicitar-desde-hoy-el-servicio-de-estimacion-de-calidad-de-corcho-en-campo-de-icmc-cicytex
FECHA:   07 mar 2022 - 00:00:00

e trata de un servicio que el centro ofrece a propietarios y gestores de fincas que se vayan a descorchar durante la campaña en curso. El objetivo es que puedan conocer la calidad de su corcho antes de que se produzca la extracción. Esta información es especialmente útil de cara a la comercialización del producto. Las personas interesadas tienen hasta el próximo 31 de mayo para gestionar su solicitud, a través de los formularios disponibles en la web de CICYTEX (http://cicytex.juntaex.es/es/centros/icmc/servicios/), previo abono de las tasas correspondientes. 

Procedimiento de trabajo 

Para determinar la calidad media de la producción de corcho de una explotación suberícola, técnicos especializados del Instituto aplican un método de muestreo propio que comienza en el campo con la recogida de las muestras, también llamadas calas. 75 en total, con un tamaño mínimo de 12x12 centímetros. 

Posteriormente son trasladadas a las instalaciones de ICMC, dotadas de la infraestructura necesaria para someter las calas a un proceso similar al que sigue la industria. En primer lugar, las muestras se secan para obtener un corcho comercialmente deshumedecido; a continuación se enristran y cuecen. El paso siguiente es recortar las calas dando uniformidad a sus dimensiones, así pueden observar mejor las cualidades del corcho. Finalmente miden su calibre. El aspecto del corcho y su grosor serán los parámetros que determinen su calidad. 

Informes técnicos 

Una vez finalizado el procedimiento emiten dos informes técnicos. El primero con información relativa a la calidad del corcho, porcentaje de cada clase, comparativa en relación a los valores medios comarcales y regionales, principales alteraciones y recomendaciones para mejorar esta calidad a medio y largo plazo. 

El segundo informe, basado en datos selvícolas tomados en campo, recoge información sobre el uso del suelo, manejo ganadero, estado fitosanitario de la finca, evaluación de podas y descorches anteriores y recomendaciones para la gestión forestal, entre otras cuestiones. 

La información obtenida a partir del plan de calas, cuyas muestras se conservan en la Suberoteca del Instituto, servirá además para llevar a cabo estudios de calidad. 

Recomendaciones para el descorche 

Por otro lado, con vistas a la campaña de descorche que comienza a mediados de mayo, desde el Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal recuerdan la conveniencia de aplicar determinadas medidas para que esta operación se lleve a cabo sin producir daños en el alcornoque, ya que estas heridas reducen la superficie productiva del árbol y favorecen la entrada de enfermedades y plagas. 

Entre otras recomendaciones aconsejan respetar el turno mínimo de descorche fijado en 9 años, no extraer el corcho que no se despegue bien, no sacar en días de lluvia o viento desecante, evitar alcornoques muy debilitados y rematar adecuadamente los cuellos y las zapatas para cerrar la entrada a patógenos. 

Así mismo, para realizar un descorche adecuado es importante tener en cuenta las condiciones meteorológicas. En primaveras frías y/o lluviosas conviene esperar hasta un mes después de brotar las nuevas hojas. Por el contrario, en caso de sequía es recomendable hacerlo en cuanto el corcho se de bien, ya que la dificultad en la extracción asociada a la escasez de agua se incrementa conforme avanza el verano. Además, se debe empezar por las zonas que sufrirán antes el efecto de esta sequía, es decir, zonas altas, con poca profundidad de suelo, con suelos de textura arenosas y próximas a áreas encharcables.