Saltar al contenido

Visor de contenido web Visor de contenido web

NOTICIAS NOTICIAS

Atrás

Temor a que los pastos y la ganadería extensiva vayan a servir de nuevo de moneda de cambio en la negociación de la PAC

Atrás
La Fundación Savia ha salido a la palestra en defensa de la ganadería extensiva y en contra de una serie de afirmaciones de la consejera andaluza de Agricultura.
AUTOR: agroinformacion.com la voz del campo
FUENTE:   https://agroinformacion.com/temor-a-que-los-pastos-y-la-ganaderia-extensiva-vayan-a-servir-de-nuevo-de-moneda-de-cambio-en-la-negociacion-de-la-pac/?cn-reloaded=1
FECHA:   15 ene 2021 - 00:00:00

La Fundación Savia ha salido a la palestra en defensa de la ganadería extensiva y en contra de una serie de afirmaciones de la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, que entienden «que no responden a la realidad de lo que está ocurriendo en Andalucía con el reparto de las Ayudas que llegan desde Bruselas para compensar económicamente a los agricultores y ganaderos de las pérdidas que tienen en sus explotaciones agrarias».  De hecho, defienden la tasa plana para la ganadería de extensivo y temen que los pastos y la ganadería extensiva «van a servir de nuevo de moneda de cambio en la negociación que se va a llevar a cabo dentro de la Conferencia Sectorial».

En un comunicado de prensa, la Fundación señala que «Bruselas sabe muy bien que el campo no lo abandonan quien produce muchos kilos de cosecha por hectárea o tienen muchas hectáreas de tierras de cultivo. El campo lo abandonan los productores más necesitados (frágiles y desfavorecidos), que son, desgraciadamente, aquellos que tienen las peores tierras (sierras), producen menos kilos por hectárea, y tienen que hacer un mayor esfuerzo físico diario para recoger la poca cosecha que sus débiles tierras producen, que es lo que, por ejemplo, les ocurre todos los días del año (365 días) a los ganaderos de extensivo».

Son los ganaderos los más perjudicados, los hechos lo demuestran, pues son los que, año tras año, cierran sus explotaciones (2 de cada 3 desde que empezó a aplicar la PAC en España), y ven con tristeza que no encuentran en sus hijos quien quiera continuar con la ganadería y sus tierras de pastos; y observan con mucho pesar, como se despueblan sus pequeñas poblaciones y desaparecen sus animales, sus dehesas y lo que es peor su identidad y cultura rural.

Es el oficio de pastor el que principalmente está desapareciendo del campo (12 millones de ovejas perdidas) y el que más tierras abandona (15 millones de hectáreas de pastos) desde que en España se está (mal) aplicando la PAC, señalan de Savia.

“SI NOS OBSTINAMOS EN TENER NUESTROS PROPIOS OBJETIVOS, CONTRARIOS A LOS GENERALES, ES MÁS PROBABLE QUE EL RESULTADO A MEDIO PLAZO PUEDA PESARNOS ENORMEMENTE»

En este sentido, consideran que este grave problema estatal está perjudicando especialmente a Andalucía en el tema de los pastos y la ganadería extensiva, «por eso no compartimos las declaraciones de la consejera cuando dice: “No creemos en la tasa plana, porque no todos somos iguales en el agro” o  La Unión Europea “no impone cambios bruscos ni giros de 180 grados en la PAC”, porque estas frases dichas en Andalucía encierran un concepto de la PAC (mantenimiento de los Derechos Históricos y las 52 Regiones) totalmente distinto de los objetivos que persigue la Unión Europea con la nueva PAC (2023-2027) y del Pacto Verde Europeo; y, además, va en dirección contraria a las decisiones que ya están tomando los demás estados miembros (tasa plana y una sola Región). So pena de que nos esté pasando como aquella buena madre que viendo desfilar a su hijo con el pie cambiado dijo: todos llevan el pie cambiado, menos mi hijo».

Asimismo, defienden que la UE está, con las dos últimas estrategias del sector (Biodiversidad y De la Granja a la Mesa), desplegando toda una serie de objetivos que buscan garantizar la viabilidad del sector primario a la vez que reforzar el medio rural y la biodiversidad. Por lo que consideran que «en la medida en que seamos capaces de trasladar al territorio estas líneas de trabajo, Andalucía será reforzada en la PAC, porque estaremos aplicando políticas coordinadas. Si, en cambio, nos obstinamos en tener nuestros propios objetivos, contrarios a los generales, es más probable que el resultado a medio plazo pueda pesarnos enormemente».

En este desafortunado contexto, que desde la Fundación Savia ve que es el que se encuentra Andalucía con vistas a la nueva PAC, «defendiendo los Derechos Históricos (=Injusticia) y sus 52 Regiones (=Irracionalidad), volvemos al título de este comunicado referirnos a los sufridos y maltratados ganaderos de extensivo pues, de acuerdo con las noticias que se filtran sobre la elaboración del Plan Estratégico Nacional, los globos sonda que se lanzan interesadamente, y la lucha establecida ya entre Comunidades Autónomas para el reparto de los diversos fondos, nos tememos lo peor para los Pastos y la ganadería extensiva, pues estamos cada vez más convencidos de que van a servir de nuevo de moneda de cambio en la negociación que se va a llevar a cabo dentro de la Conferencia Sectorial, al igual que ya ocurrió en la celebrada en el mes de Julio del año 2013, de nefasto recuerdo para los Pastos en la que se tomó la decisión de hacer desaparecer de la PAC a la inmensa mayoría (el 70%) de la tierra de pastos que hay en España (alrededor de 20 millones de hectáreas) y tan solo se dejó una pequeña representación de los mismos (unos 7 millones) pero no salían las cuentas y se los volvió a descontar por el CAP (Coeficiente de Admisibilidad de Pastos) el 40%, para que se quedara en la mínima cantidad de 4,25 millones de hectáreas con derecho a cobrar el Pago Básico, y así poder cuadrar la operación de transformación del Pago Único anterior en los Derechos de Pago Básico actuales (20 millones de D.P.B). Pero como aún había que valorar esos mal llamados Derechos Históricos y cuadrar las cuentas económicas para que todo siguiera igual y no cambiase nada, se volvió a pegar un tijeretazo a los pobres pastos para que los propietarios de los mismo solo recibieran como Ayuda a la Renta (D.P.B.) una pequeña cantidad (74 euros/hectárea de media) que es un 260% inferior a la que reciben de media los agricultores (193 euros/hectárea de media)».

Por todo ello, se finaliza la nota sobre los pastos y la ganadería extensiva asegurando que «en esta injusta situación, cabría hacerse algunas preguntas clave: ¿Es admisible tanta desigualdad entre los distintos territorios y actividades? ¿Se va a volver a discriminar de una forma tan penosa a la ganadería extensiva? ¿Quiénes nos representarán ahora que sean distintos de los que nos representaron con los resultados conocidos en el año 2013? Demuéstrennos, por favor, con números que no nos beneficia una Tasa Plana a los ganaderos de extensivo. Hagan un ejercicio de transparencia, como es su obligación y dígannos la verdad».