Saltar al contenido

Visor de contenido web Visor de contenido web

NOTICIAS NOTICIAS

Atrás

Un plan para controlar la tuberculosis en la fauna silvestre

Atrás
En retroceso. La prevalencia de la enfermedad en las explotaciones bovinas es del 3,98%, mientras que a finales de 2019 era del 6,65%
AUTOR: HOY/José M. Martín
FUENTE:   https://www.hoy.es/agro/plan-controlar-tuberculosis-20200807000529-ntvo.html
FECHA:   07 ago 2020 - 00:00:00

Extremadura está considerada como región cuatro dentro del Patubes. El nivel de mayor riesgo por la tuberculosis. Esta clasificación identifica a las zonas en función de las especies silvestres que tienen relevancia en la presencia de esta enfermedad.

Y eso pese a que la tuberculosis está en retroceso en la región. Por lo menos en las explotaciones de ganado bovino. Los datos así lo demuestran. Mientras que a finales de 2019 la prevalencia acumulada de la enfermedad era del 6,65%, en la actualidad ese porcentaje ha descendido hasta el 3,98%. Este índice mide la presencia de la tuberculosis en las ganaderías. Es decir, se incluyen entre los positivos a todas las explotaciones que hayan tenido algún animal infectado a lo largo del año. «Se han chequeado más de 700.000 vacunos en lo que va de 2020», confirman desde la Consejería de Agricultura, que cifra en el 2,04% la presencia de tuberculosis en el último saneamiento. Lo que significa que muchas de las ganaderías que han tenido alguna res enferma ya tenían a todos sus animales sanos.
Intervención

Con el Patubes (Plan de Actuación sobre la Tuberculosis en Especies Silvestres), en vigor desde febrero de este año a nivel nacional, se pretende controlar la tuberculosis sobre la fauna silvestre. La idea es intervenir sobre las «especies cinegéticas que actúan como reservorio de la tuberculosis», explican fuentes de Agricultura.

Una de las primeras actuaciones ha sido la categorización de las regiones –en la que Extremadura tiene el nivel cuatro– y el estudio de las comarcas por parte del Ministerio, algo que también se ha hecho en la región. Todas se han reconocido como de riesgo especial. Los otros dos niveles son bajo y moderado.

Actualmente se están clasificando los espacios cinegéticos, que también tendrán cuatro categorías. «En función de estas clasificaciones asociadas a los riesgos de transmisión de la tuberculosis, irán variando las medidas de sanidad animal, bioseguridad y control poblacional», aportan desde la Consejería.

Esas medidas pueden ir desde las pruebas obligatorias a toda la población de ciervos y jabalíes hasta la prohibición de la alimentación suplementaria, pasando por la instalación de comederos independientes o la restricción en los movimientos de los animales.

Seguramente haya diferentes normas para cada zona, al igual que la tuberculosis afecta de forma distinta. La prevalencia acumulada en la región se mueve del 0% de la zona de Mérida al 13,10% en la de Navalmoral de la Mata. De igual forma, en la evolución entre 2019 y 2020 se comprueba que, pese a que la prevalencia acumulada ha ido a la baja en la mayoría de zonas veterinarias (en muchos casos con descensos muy pronunciados), en Badajoz, Azuaga, Castuera, Don Benito y Cáceres se ha visto un ligero aumento.

La aplicación de Patubes se ve con buenos ojos desde la Administración regional, ya que la presencia de ciervos y jabalíes en ecosistemas de producción extensiva –algo que sucede en las dehesas extremeñas, pero también en otras regiones del centro, el sur y el oeste del país– es una causa directa de las altas prevalencias de la enfermedad. «Las medidas contempladas van a suponer un paso adelante importante para el control de la tuberculosis en los espacios cinegéticos de mayor riesgo», consideran desde Agricultura.

En este sentido, se espera que en la próxima campaña no se produzca un repunte de la enfermedad. «No existe un escenario especialmente negativo», señalan, para lo que se apoyan en la primavera lluviosa que se ha vivido este año y en la ausencia, hasta la fecha, de situaciones de sequía extrema.